miércoles, 29 de octubre de 2014

Historia de Dragones - I


Cinco dragones alzaron el vuelo a la vez.

Uno de ellos, el mayor, salió en busca de su mayor enemigo: el sol.
El más rápido, por su parte, un dragón del color del otoño, voló hasta posarse sobre el árbol más alto del mundo.
Otro, el más fuerte, un dragón grande y robusto, se sumergió en aguas profundas e intentó llegar más allá de lo que ninguno de sus hermanos o parientes había llegado jamás.

Pero esta no es la historia de cómo el hermano mayor no consiguió vencer al sol pero, sin embargo, conquistó el alma de la luna; o de cómo el dragón más rápido contempló el primer otoño de un mundo nuevo desde la copa de su mejor amigo, aquel árbol; o de cómo el hermano más fuerte de todas esas criaturas nunca se sumergió más allá de la superficie del mar, porque temía perder de vista el reflejo de la estrella de la que estaba enamorado.
No.

Esta historia, por el contrario, es mucho más simple.
Es la historia de un dragón sin importancia, ni grande ni pequeño, ni fuerte, ni rápido, ni particularmente hermoso, que alzó el vuelo sin saber a dónde quería llegar.

- Como yo – pensó Lira -, yo soy ese dragón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada